browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Ciencias de Paracaidistas – Física de los paracaídas

Posted by on 14/07/2012

El paracaídas de la palabra es una combinación de dos palabras, ‘para’ que es una palabra latina que significa “contra” y “manga”, que es una palabra francesa que significa “caída”. La idea de un paracaídas es amortiguar una caída. Esto se logra mediante una combinación de diversos conceptos de la física, que gradualmente desarrollado a lo largo de los años. Los registros del uso de paracaídas o los intentos de paracaidismo se han trazado ya en la civilización china del siglo noveno. Los acontecimientos importantes y dibujo del diseño del paracaídas fue perseguido vigorosamente en Italia, durante el pre-renacimiento y la época del Renacimiento. El más notable entre las contribuciones en este campo fue la de Leonardo Da Vinci. Muchos de los diseños futuros de los paracaídas fueron influenciados por su trabajo. El primer ensayo de vuelo se llevó a cabo en 1595 por Fausto Vrancic, un inventor croata. Desde entonces, hasta la actualidad, el diseño e implementación de los paracaídas ha pasado por innumerables cambios debido a la evolución de la ciencia paracaídas.

Desmitificar la Física de Paracaídas

Entonces, ¿cómo funciona un paracaídas? Consideremos un ejemplo sencillo para entender el principio de funcionamiento de un paracaídas. Si se le cae una sombrilla cerrada y un paraguas abierto (en la posición convencional) de la parte superior de un edificio, el cerrado caería rápidamente a la superficie por debajo, mientras que el abierto caerá más lento, y con una fuerza relativamente mucho menos. Un paracaídas funciona de forma similar. Se amortigua una caída debido a la mayor resistencia del aire sobre la gran superficie de la tela de paracaídas. Esta gran superficie, hecha de una tela ligera y flexible, crea un arrastre de aire, que actúa en oposición a la caída. Las moléculas de aire cubiertas por la gran superficie de la tela tienden a moverse hacia arriba aplicando una fuerza inversa a la fuerza de la gravedad. El diseño de tela es tal que es suficientemente fuerte para evitar rotura y también lo suficientemente elástico para obtener el máximo efecto de arrastre.

Dependiendo de la zona de aplicación, existen diferentes tipos de diseños de paracaídas. Los paracaídas cónicos proporcionan una resistencia variable a la caída en diferentes puntos de la envolvente. Esto permite un mejor control y regulación de la velocidad. Igual es el caso con los paracaídas rectangulares. Estos tienen la fabricación de celdas de aire densa, lo que proporciona una mayor seguridad. Estos paracaídas se utilizan generalmente para las actividades recreativas y de formación.

Física de los paracaídas de porosidad cero una mayor integración de la tecnología y la estafa del cordón umbilical. La cuerda de desgarre trabaja para amortiguar las tensiones repentinas que entran en juego cuando un paracaídas se abre y se asegura la implementación adecuada. El efecto rasgadura en la apertura de un paracaídas de hecho, puede rasgar un cuerpo humano. Por otro lado, un agarre firme de las cuerdas de la tela puede causar problemas en la apertura o apertura oportuna del paracaídas. La configuración de cuerda de desgarre facilita una funcionalidad más suave de este sistema. Porosidad cero ciencia se ocupa de la tela de nylon. Se evita que el aire atrapado bajo la superficie de la tela de escape a través de la tela paño, asegurando un aterrizaje paracaídas segura y amortiguada.

Hay muchas aplicaciones de la física otros que se utilizan en paracaídas, tales como las formas de tipo cuadrado o cruciforme, diseñados especialmente para reducir la turbulencia y vigoroso balanceo durante el descenso. Anular y jale hacia abajo el tipo, el diseño de las alas Rogallo Ram-Air paracaídas tienen maniobra excelente, mientras que los paracaídas de la cinta de anillo se utilizan para volar a velocidades supersónicas.

La ciencia del paracaídas ha recorrido un largo camino, desde su conceptualización de la historia, y sigue haciendo grandes progresos y avances, demostrando ser una bendición para la población atrapada en el aire, entre sus varios otros usos.

Comments are closed.